PROCESO DE FOSILIZACIÓN-PARTES DURAS

Para que se produzca este proceso el esqueleto tiene que hundirse en el agua, en el barro o en la tierra, porque sino otros animales carroñeros se los comerían o los descomponedores los desintegrarían. El caso más habitual era que un esqueleto fuera arrastrado al fondo de un río y se enterrara en el cieno. Millones de años más tarde, muchos de esos ríos se han secado y el esqueleto queda enterrado por varias capas de tierra y arena. Con el tiempo, al comprimirse bajo su peso, la arena y la tierra se han transformado en dura roca aprisionando los huesos para siempre. Gracias a los diferentes movimientos de la corteza terrestre, algunos remontan hasta la superficie. La lluvia y el viento desgastan la roca y la tierra en la que están enterrados permitiendo que el fósil reaparezca. Los huesos más recientes se consevan en su estado original pero son muy frágiles, sin embargo, los huesos más antiguos han sido vaciados de su materia que ha sido reemplazada poco a poco por minúsculas partículas de roca. Conservan su forma pero se han convertido en auténtica roca.



widgets

El tiempo en Madrid

DEJA AQUÍ TUS COMENTARIOS

IR A GALERÍA DE IMÁGENES

PULSA AQUÍ PARA ENVIARNOS TUS DUDAS

VISITA NUESTRA  TIENDA